Productos Cárnicos Segundo Sanz

Consejos

A continuación os mostramos curiosidades y consejos sobre la carne del cerdo.

Adiós a las Ideas Preconcebidas

¿Quién ha dicho que el cerdo era graso?. Al contrario de lo que suele creerse el cerdo no es graso.

Se confunde a menudo la característica “adiposo” del animal con el contenido en grasas de los trozos que se consumen regularmente.

La carne de cerdo es muy buena para la salud por su aporte en vitaminas que contribuyen al buen funcionamiento de los sistemas musculares y nerviosos.

Elegir bien la carne, ¡es importante!, fíjate en el aspecto de la carne, que tiene que ser claro y de un color ligeramente rosado.

Es cierto que todo está bueno en el cerdo. Es unas de las pocas carnes que se puede cocinar y comer casi en su totalidad se aprovecha desde el rabo hasta las orejas.

Conservación y Congelación

La carne de cerdo se conserva fresca un máximo de cuatro días en la nevera, envuelta en film transparente.

Por la congelación, no te preocupes, la carne de cerdo puede permanecer varios meses en el congelador. Pero cuidado, porque el cerdo no se cocina helado. Acuérdate de sacarlo varias horas antes y ponlo a descongelar en el frigorífico para que aporte todas sus cualidades gustativas.

Freír Morcilla Sin que se Rompa

A veces, cuando freímos morcilla en la sartén, podemos encontrarnos con que se nos rompa o se nos deshaga, desluciendo la presentación de nuestros platos. Para evitar esto, tan solo tendremos que trocear la morcilla en porciones más bien gruesas, y pasarlas por harina antes de freírlas. De esta forma tan sencilla, conseguiremos que con la harina se forme una capa protectora, que hará que nuestra morcilla no se deshaga, y resista mucho más las altas temperaturas del aceite. Si la vamos a asar, lo que os recomiendo es que pinchéis un poco la morcilla para que de esa manera no se estire la piel y no se rompa.

Limpiar Callos

Los callos hay que limpiarlos abundantemente con agua fría que habrá que cambiar con mucha frecuencia. Posteriormente, los lavaremos con limón y vinagre.

Macerar Carne de Cerdo

Para macerar una pieza de cerdo se impregna la carne con sal gorda después lo envolvemos en film transparente y lo metemos en la nevera hasta el día siguiente. Por último, la cocinamos al horno o como queráis.

Suavizar el Sabor del Ajo

Para suavizar el sabor, quitar el nervio, hervirlo en agua o meter en el microondas un minuto en la opción de descongelar.

 

Información alérgenos
Producto certificado
Productos Cárnicos Segundo Sanz, S.L. © 2013 | Aviso Legal | Mapa Web | Diseño: Dodepecho Madrid